Colágeno

¿Qué es el colágeno?

Fibras de colágeno

Es una estructura de proteínas (fibras colágenas) más abundante en los organismos de los animales y humanos. Se localiza en los huesos, articulaciones, tendones, sistema digestivo, piel y vasos sanguíneos. Gracias al colágeno podemos movernos, estirarnos y doblarnos.

El colágeno no existe en los vegetales, aunque contienen otros nutrientes que ayudan a aumentar la producción natural de colágeno.

Estructura del colágeno

La estructura molecular del colágeno es compleja. Podemos encontrar hasta 19 aminoácidos diferentes, tanto esenciales como no. Su estructura tiene forma de triple hélice compuesta por cadenas de aminoácidos. Cada cadena puede contener aproximadamente 1400 aminoácidos [1], esencialmente prolina y glicina.

Una cuarta parte de las proteínas de nuestro cuerpo es colágeno.

Triple hélice de colágeno

Para que sirve el colágeno

Se ocupa de aportar estructura tanto a nivel cutáneo como en los tejidos conectivos. Coloquialmente hablando es el “pegamento” que lo mantiene todo unido.

  • A nivel cutáneo: da elasticidad a la piel, fortalece las uñas y el cabello. Por eso muchas marcas cosméticas lo utilizan, aunque la suplementación oral parece ser más efectiva que por vía tópica.
  • En los tejidos conectivos: Contribuye a disminuir los dolores relacionados con las articulaciones ya que refuerza los cartílagos, tendones, huesos y flexibilidad articular. El colágeno también está en los alrededores de los órganos, protegiéndo, por ejemplo el bazo o los riñones.

En resumen, el colágeno tiene propiedades de fuerza, elasticidad y flexibilidad ayudando con el buen funcionamiento corporal.

¿Por que perdemos colágeno cuando envejecemos?

Con el paso de los años empezamos a generar menos colágeno que el que necesitamos. Es aquí cuando los signos del envejecimiento se hacen visibles: arrugas, flacidez de la piel, dolores en las articulaciones a causa de la debilitación de los cartílagos y deterioro óseo.

¿Por que perdemos colágeno cuando envejecemos?

Pero, ¿por qué sucede?

No solo el paso de los años es el causante, algunos factores de nuestro estilo de vida son también los responsables. La mala alimentación, el tabaco o alcohol, una vida sedentaria, la exposición excesiva del sol, alguna enfermedad, así como por genética también contribuyen a reducir nuestros niveles.

Tipos

Todos los tipos de colágeno tienen la misma estructura molecular, lo único que les diferencia uno de otros es una composición mínima diferente de aminoácidos. Por eso cada tipo proporciona funciones específicas.

Tipos de colágeno

Que se conozca, existen más de 20 tipos de colágeno en nuestro organismo. Pero solo 5 son los más relevantes. Por ejemplo la suplementación con colágeno tipo 2 se ha mostrado beneficiosa para las articulaciones y cualquier tipo de afecciones relacionadas.

El tipo 1 forma alrededor del 90% de todo el colágeno del cuerpo [2], junto con los tipos 2 y 3.

Conoce más sobre las funciones principales de los distintos tipos de colágeno.

Aumenta tu producción de colágeno de forma natural

Es importante incluir en tu dieta alimentos ricos en colágeno para abastecer a tu cuerpo. Saber más sobre alimentos ricos en colágeno.

Pero hay un problema, en la actualidad por lo general las dietas se basan en comer solo carnes o pescado y no incluimos otras partes del cuerpo de los animales. Comer solo carnes repercute en que no abasteces a tu cuerpo de todos los aminoácidos necesarios como por ejemplo la glicina o la prolina.

Aumenta tu producción de colágeno de forma natural

Por otro lado aunque nuestro cuerpo produce aminoácidos no esenciales, ¡no les quites importancia!, porque en algunas circunstancia como el estrés emocional o físico, o alguna enfermedad, no se produce suficiente, por lo que la dieta o la suplementación en estos casos es importante.

También debes procurar introducir en tu dieta algunos nutrientes que ayudan a que la producción aumente. Algunos de estos son:

  • Vitamina D (saber más)
  • Vitamina A
  • Licopeno (vegetales rojos)
  • El magnesio (saber más)
  • El ácido hialurónico
  • Silicio
  • Calcio
  • Glucosamina
  • Antacioninas (bayas, fresas, arándanos…)
  • Cobre y azufre

Suplementación de colágeno – colágeno hidrolizado

En el mercado podemos encontrar suplementación a base de gelatina o de colágeno hidrolizado (desnaturalizado) o sin hidrolizar.

El colágeno hidrolizado se diferencia del natural simplemente en que las cadenas de los aminoácidos han sido separados en moléculas más pequeñas (hidrólisis), Es decir las proteínas se han roto en péptidos. Este proceso permite una asimilación más rápida. (en menos de 30 minutos)

Suplementación a base de gelatina o de colágeno hidrolizado

Los suplementos puedes encontrarlos en forma de polvo, líquidos, tabletas o cápsulas.

Dependiendo del origen del animal el colágeno puede ser bovino, marino, de pollo o de huevo.

  • Colágeno de origen bovino: proviene de las vacas o del ternero. Está presente en sus tejidos musculares, piel, huesos y cartílagos. Está formado por el tipo 1 y 3 (los tipos más abundantes en el cuerpo humano). Aporta glicina y prolina que ayudan en la creación de creatina, construcción del músculo y a generar colágeno.
  • Colágeno marino o de pescado: Es colágeno de fácil absorción principalmente de tipo 1. Es recomendable para tratar afecciones de las articulaciones, huesos, piel, cabello, órganos vitales, vasos sanguíneos, encías, uñas ojos y sistema digestivo. Está presente en las escamas, piel, huesos y aletas.
  • Colágeno de pollo: es de tipo 2 y favorece en la construcción del cartílago, por lo tanto ideal para tratar afecciones articulares. Contiene sulfatos de glucosamina y condroitina que tienen propiedades antienvejecimiento. El esternón del pollo es donde se concentra más el colágeno.
  • Colágeno de huevo: Se encuentra tanto en el interior como en la cáscara del huevo. Es de tipo 3, 4 y 10, pero el más importante el tipo 1. Aporta ciertos aminoácidos que colaboran con la construcción de masa muscular, con la construcción de tejido nuevo ayudando a la cicatrización de las heridas y con la reducción del dolor. Es ideal para personas que se han expuesto a una cirugía.

¿Quien se puede beneficiar de la suplementación de colágeno?

Los atletas y deportistas ya que se exponen durante mucho tiempo seguido al ejercicio y al desgaste de las articulaciones.
Las personas de avanzada edad, especialmente aquellos que padecen enfermedades de los huesos como la osteoartritis o artritis.

No obstante la suplementación de colágeno, al igual que la dieta, no te asegura que los aminoácidos sean utilizados donde esté el problema, pero eso sí, es mejor tener materia prima y buenas reservas para que el cuerpo lo utilice.

Beneficios y propiedades del colágeno

1. Aporta hidratación, elasticidad y firmeza en la piel
2. Fortalece las uñas
3. Hidrata los labios
4. Contribuye a la salud articular
5. Fortalece los huesos
6. Hidrata y fortalece el pelo, evitando su caída
7. Mantiene una dentadura más fuerte y sana
8. Beneficia el sistema digestivo
9. Es beneficioso para la celulitis y las estrías
10. Contribuye a la salud del hígado y la desintoxicación del organismo

Conoce a fondo todos los beneficios y propiedades del colágeno.

Referencias y links de estudios

[1] https://pdb101.rcsb.org/motm/4
[2] http://www.bu.edu/aldolase/biochemistry/html_docs/CollagenTypes&Disorders.pdf

Saber más: Tipos de colágeno