Colágeno para el pelo

Los niveles de colágeno disminuyen con la edad

A medida que van pasando los años los niveles de colágeno natural van disminuyendo. Empiezas a notar más arrugas, uñas quebradizas, adelgazamiento y caída del pelo. El estrés, la mala alimentación y desequilibrios en la salud intestinal también disminuyen la producción de colágeno. Pero afortunadamente puedes aumentarlos fácilmente.

El colágeno te puede ayudar

Los suplementos de colágeno son de gran ayuda. Previenen la caída del cabello promoviendo el crecimiento [1], fortaleciéndolo e incluso previene la aparición de las canas. Además lo mantiene hidratado ayudando con el cabello seco y quebradizo.

Colágeno en polvo

Para ayudar a nuestro cuerpo a producir más colágeno, además de la suplementación, es recomendable añadir a tu dieta alimentos ricos en colágeno. ¿Y esto por qué?. Es mejor el colágeno ingerido (alimentos con colágeno, colágeno en pastillas. colágeno en polvo) que usarlo por vía tópica porque es una molécula grande que no puede atravesar la epidermis.

Es por eso que usar champús o tratamientos capilares con colágeno no ayudan realmente con la salud del cabello en profundidad, sólo proporciona resultados mínimos.

Si sigues una dieta sana nutricionalmente hablando, con vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales ayudas a tu cuerpo a subir sus niveles de colágeno y empezarás a notar que tu pelo estará más sano de lo habitual.

Beneficios del colágeno para el cabello:

Promueve el crecimiento

La disminución del colágeno por el paso de los años, la exposición al sol en exceso, la ingesta de alcohol, la alimentación alta en azúcares y otros factores como por ejemplo la deficiencia de hierro, tiroides baja, enfermedades autoinmunes o desequilibrios hormonales producen el adelgazamiento del cabello y lo debilitan. Es por eso que puedes ayudar a cambiar ésto desde el interior tomando suplementos de colágeno.

Cabello quebradizo

Aporta hidratación

Aumentar los niveles de colágeno a través de la suplementación ayuda a que el tracto digestivo se mantenga saludable, es decir el revestimiento del intestino está sano y protegido, por lo que se absorbe mejor las proteínas y demás nutrientes que mantienen el cabello hidratado.

Aumenta la elasticidad

El colágeno es un aminoácido y las células del folículo pilosos los utilizan para la producción de la proteína de queratina que promueve la fuerza, crecimiento y elasticidad del cabello.

Células del folículo piloso

Regenera el folículo

La pérdida del cabello puede ser por genética, debido a una sensibilidad a la dihidrotestosterona, un andrógeno creado a partir de la testosterona. Si se padece esta sensibilidad el folículo se cierra impidiendo el crecimiento del pelo. No obstante no todos tienen problemas de genética y es aquí cuando el colágeno sirve de ayuda.

El colágeno es un antioxidante natural. Los radicales libres dañan los folículos capilares y producen la caída del cabello. Neutraliza los radicales libres y permite que el ciclo de crecimiento del folículo sea normal. Además el aumento de colágeno ayuda a fortalecer el folículo piloso que es el responsable del color del cabello, reduce las canas haciendo tu pelo más oscuro.

Buenos hábitos para la salud capilar

  • Evita exponer tu cabello a altas temperaturas a menudo utilizando planchas o secadores que lo debilita y posteriormente se rompe. Mejor dejar secarlo al aire.
  • Evita colas apretadas o moños que rompan el cabello. No te hagas moños o recogidos con el pelo húmedo pues no lo dejas transpirar.
  • Mantén una dieta nutritiva, alta en colágeno, rica en antioxidantes.
  • Protégelo del sol con un protector capilar cuando tomes baños de sol.
  • Si vas a teñirte el cabello utiliza tintes sin amoniacos para no dañar su estructura y fuerza.
  • Intenta mantener el estrés a raya. Una vida relajada y sin angustias permite que el cabello esté más saludable.
  • Nútrelo a menudo con mascarillas comerciales o naturales ricas en vitaminas y óleos.
  • No laves el cabello con demasiada frecuencia. Cada cabello debe lavarse cuando lo necesite, según si es graso, seco o normal. NO hay una frecuencia estándar para todo el mundo.

Referencias y links de estudios

[1] Chen P, Cescon M, Bonaldo P.i. 2015 Oct;135(10):2358-2367.